31/10/15

Emocionario Adolescente: el miedo

Mis queridos poetas y piratas,

Debido a un problemilla y a la huelga, la semana pasada no pudimos hacer nuestro proyecto. Según la planificación, nos tocaría la ternura pero hemos pensado hacer un salto hasta la emoción del miedo (luego volveremos atrás). ¿Por qué? Pues porque esta semana celebramos Halloween y hemos pensado que sería un buen momento para hablar y aprender sobre esta emoción. 




Los objetivos de estas sesiones sobre la emoción del miedo han sido: 
1. Aprender a definir una palabra (sustantivos, adjetivos y verbos). Hacer prácticas. 
2. Trabajar la comprensión lectora a partir de un cuento de miedo (El gato negro) así como practicar la lectura en voz alta (empezamos a dramatizar). Conocer a Edgar Allan Poe.   
3. Hablar de la emoción del miedo. Esto, a su vez, nos ha permitido conocer leyendas de otras culturas. 


1. Aprender a definir una palabra. Sin duda, este es uno de los objetivos claves del proyecto y que iremos trabajando. Lo hemos practicado de manera inicial a partir de esta presentación preparada para este objetivo.

Además, hemos aprovechado mucho la ficha que nos proponen desde Palabras Aladas también para este objetivo.  

Une cada palabra relacionada con el miedo con su significado. 
recelo                    Susto repentino causado por un imprevisto.
alarma                  Miedo muy intenso.

terror                    Miedo acompañado de desconfianza.
sobresalto             Inquietud causada por un riesgo próximo. 


Relaciona cada palabra con su significado.
alerta           Dolor, sufrimiento, molestia, deterioro. 
peligro         Estado de vigilancia y atención.
daño            Comprobación atenta de algo.
control         Posibilidad de que ocurra algo malo.


2. Después de leer el fragmento del Emocionario, hemos hablado sobre el miedo y hemos contestado a las siguientes preguntas: 

- ¿Qué nos da miedo?

A Alba le dan mucho miedo los payasos, podríamos decir que incluso pánico e, inevitablemente, si ve uno, tiene que cruzar de calle. Nos ha dicho que se trata de un miedo que tiene desde que era pequeña. 

Lubna, por su parte, nos ha transmitido que le dan miedo las serpientes. De hecho, en un  momento del documental aparecen y se lo hemos notado en la cara ;) 

Álvaro nos ha descrito que su miedo principal es quedarse encerrado en un sitio estrecho, no como un ascensor sino más bien como en un tubo o similar. Algo así también le ocurre a Hoari, a quien tampoco le acaban de gustar los ascensores. 

A Gema y a Emily no les gustan las tarátulas ni las cucarachas. Este animalito es, sin duda, uno de los más temidos. ¡Y fijaos si es pequeño!

Kenneth, por su parte, tiene miedo a las cosas relacionadas con la brujería y los demonios. Especialmente interesante ha sido cuando, con ayuda de Jordan y Kendy, nos ha relatado algunas de las historias que, en sus países, les cuentan a los niños para darles miedo. Por ejemplo, nos ha hablado de: 

La mano peluda:  La historia cuenta que debajo de cada cama había un acceso desde el inframundo, del cual salía la mano peluda, lista para atacar. La mano peluda, como su nombre indica, tenía una gran cantidad de cabello color negro, uñas largas y afiladas con veneno en sus puntas. Era el doble de grande que una mano adulta y aparecía hasta la muñeca (ahí había un corte con sangre y con el hueso). 
Si los niños bajaban de sus camas, la mano peluda, los cogería, los arañaría hasta arrastrarlos al inframundo. Allí serían el alimento de los inmortales. Si el niño llegaba a escapar tras ser rasguñado con sus uñas venenosas, tenían que curar de inmediato estas heridas ya que podría morir si pasaba más de un día con ellas.


Y también de otras como Coco y Tintín (o el duende). Para aquellos que os apetezca saber más sobre este tipo de leyendas latinoamericanas podéis mirar en los siguientes enlaces. Algunas son escalofriantes pero realmente interesantes:
Tierra de leyendas 
➷ Leyendas latinoamericanas

- ¿Han cambiado mucho nuestros miedos desde que éramos pequeños?

Los miedos de cuando éramos pequeños han quedado, en su mayoría, superados (salvo el de la oscuridad en algunos de nosotros). Eso sí el vídeo que ponemos a continuación nos ha hecho sentirnos bastante identificados. También hemos podido comprobar que algunos de esos temores se han transformado como el de perder a los padres. Ahora se ha convertido en una emoción distinta de la que volveremos a hablar más adelante. 


(Fuente: profesoradeinfantil)

Finalmente, hemos visto una parte de este documental sobre el miedo. La ciencia también tiene mucho que decir de nuestras emociones y es, sin duda, un  acercamiento fantástico. 



Creo que han sido unas sesiones muy productivas. ¡Seguimos! 

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias, Teresa! Pero qué ilusión, soy una gran seguidora de tu blog y admiro muchísimo tu trabajo. Aprendo día a día de tus publicaciones. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Genial! Me encanta. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho el blog, y el enfoque para trabajar el tema es muy acertado , buena idea plantearlo desde digferentes momentos de la vida.Prfoesora de Infantil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por visitarnos y dejarnos tu opinión. Tu vídeo es estupendo y a ellos les encantó (¡a mí también!) :)

      Eliminar
  4. ¡Hola!Buscando material para trabajar las emociones en mi tutoría de 3º (IES Uribe-Kosta, Bizkaia) me he encontrado con tu blog: ¡Una maravilla! Muchas gracias por el trabajo.

    ResponderEliminar
  5. Este proyecto me parece genial. ¡Genial! Muchas gracias por compartir toda la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Ojalá os sea útil también a todos vosotros :)

      Eliminar
  6. Este proyecto me parece genial. ¡Genial! Muchas gracias por compartir toda la información.

    ResponderEliminar