18/2/15

Mapas mentales/conceptuales: Consejos

¡Hola!

Esta semana completaremos nuestro mapa mental de la Edad Media que nos servirá para estudiar para el examen. Es el primero que realizamos así que hemos ido practicando y haremos el borrador final en clase. Como ya os he comentado, creo que los mapas mentales/conceptuales  (exactamente no son lo mismo pero aquí las uniremos) son una excelente herramienta para estudiar. No todos nos aprendemos y entendemos los contenidos de la misma forma (unos memorizan, otros leen, otros escriben...) pero una buena manera de tener todo muy claro es a través de esta visual técnica. Primero conozcamos un poco más sobre ellos

¿Qué es un mapa mental?

Pues aunque el nuestro será un poco especial (incluiremos más contenidos), los mapas mentales son diagramas donde se representan gráficamente ideas que salen de un concepto central (en nuestro caso, la literatura medieval).  Así pues, son herramientas visuales con formas sencillas pero que incluyen las ideas y conceptos centrales de un texto.

¿Para qué se hacen?

Pues para gestionar la información entre nuestro cerebro y el exterior conectando diferentes conceptos. Es decir, para entender mejor aquello que nos tenemos que aprender. Si hacemos buenos mapas mentales/conceptuales querrá decir que somos capaces de relacionar las distintas informaciones y eso provocará un conocimiento duradero. Lo que entendemos lo recordamos mejor. 

Esta técnica, evidentemente, no me la he inventado yo sino que viene de grandes mentes universales como Aristóteles o Leonardo Da Vinci. Según un psicólogo inglés en 1971 (que realizó uno de los primeros):  "es una técnica gráfica que nos ofrece una llave maestra para acceder al potencial de nuestro cerebro. Se puede aplicar a todos los aspectos de la vida, de modo que una mejoría en el aprendizaje y una mayor claridad de pensamiento pueden reforzar el trabajo del hombre".


Pasos para realizar un buen mapa conceptual/mental: 

1. Identifica las ideas o conceptos principales del tema y escríbelos en una lista.

2. Ahora que ya tienes las ideas principales, ordénalas de la más general a la menos (es decir, una especie de esquema). 

3. Conecta las ideas con líneas y escribe sobre estas un enunciado que aclare porque los conceptos están conectados entre sí (por ejemplo: "se divide en", "para", "con"...).

Veamos unos trucos para hacer buenos mapas mentales (aunque no olvidéis que cada mapa es diferente puesto que cada uno pensamos/imaginamos de manera distinta): 

Mapas mentales

Para completar, visitad el tablero que he creado con ejemplos de mapas mentales/conceptuales. Nos puede venir de fábula para coger ideas.
Sigue el tablero Mapas mentales de De poetas y piratas en Pinterest.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada