5/8/14

Consejos para estudiar mejor en verano

Sí, lo sé. Estudiar en verano no le gusta a nadie. Parece que en estas fechas se puede hacer cualquier cosa menos encerrarse en una habitación a hacer esquemas o deberes. Ahora bien, cuando hay que hacerlo, hay que hacerlo (nos queda menos de un mes por delante). Y lo mejor es aprovechar al 100% el tiempo. Ya que tenemos que dedicarle parte de nuestras vacaciones, al menos que merezca la pena. 


Es por ello que he estado buceando en la red para encontrar algunos buenos consejos sobre cómo estudiar mejor en verano (también vale para invierno). Aunque estamos en la recta final (la fase repaso), todos nos sirven así que vamos a verlos: 

 Planifícate bien: Parece obvio pero, en serio, no lo es. Si sabemos que tenemos que estudiar 5 asignaturas y no nos dividimos bien el tiempo (haciéndonos un calendario de verdad), llegaremos a la última semana de agosto sin estar preparados en, al menos, dos de ellas. Siempre tendemos a hacer aquello que más sencillo nos resulta y le dedicamos más tiempo dejando así arrinconadas las materias que menos nos gustan. 
    ☀︎ Intenta concretar tus objetivos. Así, cuando te hagas tu calendario, mejor pon 'estudiar categorías gramaticales' que 'estudiar castellano'. Aquí tienes el planificador de tareas y el calendario imprimibles por si te viene bien. 

 Escoge la mejor hora para estudiar: Tienes que ser constante y mantener tus horas de estudio a lo largo de varias semanas así que lo mejor es escoger el momento del día que mejor te viene. Por ejemplo, para mí sería a primera hora de la mañana pero esto es diferente en cada persona. Así que, piensa, ¿a qué hora te encuentras más despejado? Son esas horas las que tienes que aprovechar. Empieza siempre por las materias más difíciles. 

 Busca un buen lugar de estudio y ten todo lo necesario a mano: Si vas a estudiar lengua, ten cerquita el libro, los últimos dossiers, el blog... ¿Por qué creéis que es importante? Pues porque así evitaremos el ir y venir a buscar esos documentos. Es un tiempo perdido innecesario y, sobre todo, interrumpe constantemente nuestra concentración. 

 Haz descansos: Está estudiado que podemos mantener un nivel máximo de concentración unos 40-45 minutos (umbral de declive de la concentración). A partir de ese momento, necesitaremos un pequeño descanso. Por ello, está bien dividirse las sesiones de estudios por horas. Por ejemplo: 
De 9.00 a 9.45 Lengua Castellana
De 9.45 a 10.00 Descanso
De 10.00 a 10.45 Lengua Catalana
De 10.45 a 10.55 Descanso 

Y así sucesivamente. Es conveniente, como ya he comentado, ponerse primero con las asignaturas que más nos cuestan. Así, a primeras horas trabajamos esas y después el resto. 

 Compagina el ocio con los estudios: El verano es lo suficientemente largo como para que dé tiempo a todo. Cumple con tu horario de estudio y después relájate y disfruta con la familia y amigos. Esto también te ayudará para asimilar todos los contenidos estudiados. 

Ahora estamos ya en la recta final, así que, vamos a por ello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada